Cómo instalar y configurar la TDT en casa

La tecnología de la televisión digital terrestre nos permite poder difundir la señal de televisión mejorando ciertos aspectos si lo comparamos con la televisión analógica. Gracias a la tecnología TDT podemos enviar más canales y visionarlos con mayor calidad.

Una vez ya hayamos situado nuestro decodificador al televisor, debemos encender tanto el decodificador como la televisión y buscaremos la tecla de Menú que se encuentra en el mando a distancia del decodificador, no de la televisión. Hasta que lleguemos a la opción o bien de instalación o configuración.

A continuación, encontraremos diferentes opciones entre las que está la que necesitamos: búsqueda de canales. Al pulsar este botón comenzarán a escanearse todas las frecuencias que se encuentren en la TDT y pasarán a nuestra lista de canales. Tras encontrar todos los canales y que queden memorizados, podremos ordenarlos mediante la tecla menú del mando. Buscaremos la opción de ordenar o bien organizar canales. Además, en esta parte del menú también podemos bloquear ciertos canales.

Tenemos otro tipo de televisiones que ya tienen incorporado un decodificador TDT, lo cual nos resulta más barato y además nos facilita el trabajo. Los únicos pasos que deberemos seguir es encender nuestra televisión y con el mando buscaremos el menú eligiendo la opción de sintonizar los canales de manera automática. Tras haber realizado la búsqueda de canales, tendremos en la pantalla una nueva opción que será lista de canales, y aquí al pulsar a la tecla OK, podremos reorganizar los canales a gusto de cada uno. Este paso es exactamente el mismo a si tuviéramos un decodificador externo.

Independientemente del caso en que nos encontremos tanto con un decodificador externo o uno incorporado a nuestra televisión siempre podremos echar para atrás con la tecla situada en el mando como EXIT y poder comenzar con todo el proceso de nuevo. Una buena opción si hemos cometido algún error a lo largo del proceso.